6 sept. 2011

Las baterías de plomo-ácido y la contaminación ambiental

Si no son recicladas correctamente, las baterías de plomo-ácido plantean un riesgo al medio ambiente y a la salud humana. Estas baterías se utilizan en los vehículos, en aplicaciones industriales, y en instalaciones de energía solar y eólica. Aunque la mayoría de las baterías de plomo-ácido son recicladas en países desarrollados, en otros países no lo hacen de una manera segura.
La contaminación con plomo es un problema serio en países en vías de desarrollo. “Son 120 millones de personas las que están sobre expuestas al plomo en el mundo,” dice Perry Gottesfeld, presidente de OK International, una organización no-gubermental que pretende monitorear y reducir la exposición a contaminaciones industriales.
La fundición de plomo en el reciclaje de baterías presenta una amenaza a la salud de niños y trabajadores en países en vías de desarrollo. Los efectos en la salud son: impactos negativos en el funcionamiento neurológico, deterioro cognitivo irreversible, daño renal, anemia y otras enfermedades.
Gottesfeld acaba de publicar un estudio en la revista Energy Policy que subraya la importancia de reciclar baterías de plomo-ácido de una manera correcta. Señala que la expansión de instalaciones solares en India y China en la próxima década significará más contaminación con plomo, ya que la minería, la producción de baterías y su reciclaje son ineficientes en estos países. China pierde el 33 por ciento del plomo al medioambiente por estas vías, e India el 22 por ciento.
“A diferencia de los residuos electrónicos (e-waste), hay mucho valor en estas baterías,” dice Gottesfeld. “Una batería se carro puede costar 20 dólares. A veces se venden en la calle y hasta se derriten en la calle.” Así se libera el plomo al medioambiente – al aire y por el suelo – afectando a los trabajadores y las comunidades cercanas.
Gottesfeld dice que hay que ofrecer incentivos a los fabricantes locales de las baterías, para que haya un sistema de reciclaje eficiente y seguro.
En México también hay contaminación con plomo a causa de las baterías. En Junio 2011, OK International y Fronteras Comunes A.C. publicaron un reporte sobre la exportación de las baterías de plomo-ácido a México desde los EEUU.
El reporte subraya la diferencia entre plantas modernas de reciclaje y las operaciones informales:
“Pero a diferencia de las plantas modernas, las plantas de reciclaje pequeñas y las operaciones informales de reciclaje, se basan en el trabajo manual para desmantelar las baterías: el ácido suele arrojarse al suelo y a las alcantarillas y las cubiertas plásticas son quemadas por lo general como aditivo para combustible o se mezclan con los componentes de plomo en el horno. La eficiencia de las operaciones de reciclaje de plomo varía ampliamente al igual que el uso de tecnologías de control de contaminación utilizadas para atrapar plomo y otros contaminantes.”
El reporte concluye que el control de emisiones de plomo en el reciclaje de baterías es “tecnológicamente posible y económicamente viable” pero por ahora el promedio de exposición de los trabajadores en la planta recicladora que miraron era 55µg/dl, cinco veces más alto que trabajadores en los EEUU. Con leyes más estrictas en los EEUU, la preocupación es de compañías exportando sus baterías a otros países para reciclarlas. La regulación de esta industria es sumamente importante para la salud pública no solo de los trabajadores en las plantas recicladoras sino también las comunas colindantes a la planta.








1 comentario:

  1. ME PARECE MUY INTERESANTE SU REPORTE, OJALÁ SIGUIERAN ALIMENTÁNDONOS DE INFORMACIÓN.

    MUCHAS GRACIAS

    ResponderEliminar

Todos los comentarios que sean ofensivos, serán eliminados.