20 ene. 2012

Perú: Cápac Raymi, la navidad andina


Antes de que se introdujeran las fiestas navideñas occidentales en Perú, los incas celebraban por esa misma fecha, en concordancia con el solsticio de verano, el Cápac Inti Raymi Killa, fiesta religiosa prehispánica en honor al Sol. Realizada durante el mes de diciembre, se ofrecían sacrificios de animales, se bebía chicha de jora, se mascaba coca y se danzaba y corresponde al primer es del calendario inca.
Durante su celebración, se reunían las cenizas de los sacrificios y se las arrojaba a los ríos para que las llevasen al mar, al Viracocha, simbolizando el retorno de todo lo creado a su autor.

En el sitio web Viaja por Perú, cuentan un poco más sobre esta celebración ancestral: ”En las celebraciones del Cápac Raymi se realizaba el “Warachikuy” una ceremonia de iniciación de los varones jóvenes del Tawantinsuyo y los sacerdotes ofrecían sacrificios de animales. Alonso Ramos Gavilán (1621), hace una referencia sobre el este culto precolombino el cual se sucedía en la península de Copacabana (lago Titicaca), debemos recordar que toda esa área es considerada sagrada, como lugar de origen de los fundadores del Tawantinsuyo, Manco Cápac y Mama Ocllo”.

También se puede encontrar una explicación sobre el significado de esta festividad en el sitio web Qapaq Raymi: ”WARMI PACHA / KAPAK RAYMI – TIEMPO FEMENINO. Este tiempo es completamente femenino y hasta nuestros días es llamado como Warmi-Pascua, una pascua femenina. En este tiempo, los padres y madres de nuestras comunidades acostumbraban a seleccionar los destinos de los hijos e hijas de acuerdo a las destrezas y habilidades que habían demostrado en sus primeros años de vida, desde antes de su concepción hasta aproximadamente seis o siete años de edad. Era el tiempo del Mushuk-Wara, es decir los varones recibían su primer “pantalón”, porque hasta ese entonces eran vestidos con anaco, y las mujeres su primera “cinta” para el pelo, lo que indicaba el inicio de un nuevo ciclo en sus vidas. A partir de ese momento iniciarían a perfeccionarse en las habilidades y destrezas que hasta ese entonces habían demostrado tener mayor inclinación en sus juegos, imitaciones, gustos, comidas y otros”.

El Cápac Raymi ya no se celebra de la misma forma que en la época prehispánica, si no que se produce un sincretismo cultural, una transculturación y mestizaje de las distintas culturas que conviven. Hoy encontramos tanto elementos incaicos como cristianos en las celebraciones que se realizan en los andes peruanos. En el siguiente vídeo del pueblo de Chavín, del año 2008 en la región de Anchash, se puede apreciar esto:















(Veo Verde)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios que sean ofensivos, serán eliminados.